Blancos muy blancos, toques en negro

Me encantan esas casas de paredes blancas con ligeros toques en negro y alguna que otra pizca de color, como ésta que me sirve de imagen de portada y que he encontrado en el blog Like a Princess by Kuka. Veamos algunos ejemplos. Para empezar, en Planete Deco vimos esta graciosa oveja. Una vez más, la simplicidad es aliada en la decoración.

Simpático cuadro de una oveja en la entrada de esta casa mallorquina.

Una idea que me ha gustado muchísimo, una colección de fotografías editadas en blanco y negro por la propietaria de la casa y editora del blog My Lovely Things. Son fotos con recuerdos especiales para ella. Y es que con la edición, podemos convertir en una obra de arte la foto más sencilla.

Galería de fotos hechas por la propietaria de la casa, con una edición uniforme. Muy bonita idea.

¿Y qué os parece esta combinación? De Nordic Leaves, me gusta mucho la idea de añadir a la composición un pequeño trocito de pizarra, pintado directamente en la pared. En su blog, tienen muchas fotografías diferentes de cómo cambia este rincón, sólo  a base de cambiar accesorios como los centros de mesa y la colocación de los muebles.

Un montaje muy cambiante, si veis el blog de los propietarios. Genial la idea de la pizarra-cuadro.

En Living in Designland vemos estas paredes empapeladas con un mosaico de fotos de Nueva York. ¿Qué os parece?

Montaje hecho con fotos de Nueva York en blanco y negro, espectacular.

Cuando veo imágenes como ésta, siempre pienso que tenemos mucho que aprender de los nórdicos, ¿verdad? Con tan poca luz natural, y lo bien que la aprovechan. En cambio, en Canarias, a menudo las casas son oscuras, las pintamos de colores oscuros y las llenamos de cosas. La decoradora sueca Petra Bindell firma este trabajo.

¡Cómo lucen las flores en este ambiente tan luminoso!

  En Ruemagazine encontramos estas divertidas librerías pintadas. Se trata de parte de la decoración de un original restaurante, instalado en un edificio que originalmente fue una iglesia y después, una librería. Si eres mañoso, lo puedes hacer tú mismo con un poco de paciencia. En este caso, utilizaron un papel de empapelar. Nosotros podemos hacerte algo similar si te interesa.

En la época del libro electrónico, nos quedarán estas liberías de recuerdo.

Y para los amantes de la luna, esta propuesta vía Chris Loves Julia.

Las fases de la luna, fantástica idea para decorar un dormitorio. ¡Seguro que se duerme bien!

Como siempre, os recomiendo un paseo por los enlaces que he puesto, son todos unos blogs muy interesantes, llenos de cosas bonitas, osea, mi perdición. ¡Feliz semana!
Si te ha gustado, comparte!

Comments

comments

Leave a Reply