De vitrina a alacena, con vinilo translúcido

Os traigo un material que no es muy conocido, pero que a mí particularmente me encanta por sus posibilidades decorativas. Se trata del vinilo de impresión translúcido. Y como lo mejor es dar ejemplo, os presento un trabajo que he hecho en mi casa. Necesitaba espacio extra de almacenamiento en la cocina, ¿quién no? Quería que fuera un mueble bonito y grande, pero con un aspecto ligero, por lo que elegí esta vitrina azul vivo, comprada en Original Country. Es un mueble muy bonito, con toques envejecidos en negro y un cierto aire oriental. Y para ocultar el contenido de la vista, he utilizado este material que os comento. Como imagen, elegí unas orquídeas blancas, con un fondo azul muy clarito.

La imagen ocupa los tres paños de cristal.

En este caso, al ser una imagen muy clara, se adivina el contenido del mueble. Si por el contrario, usamos una imagen de tonos más oscuros, se disimulará más.

En esta fotografía se ve en detalle la imagen que utilicé.

Otros usos que le doy a menudo es para las ventanas indiscretas. En concreto, cuando necesitamos ganar intimidad en una ventana, sin perder luz.  Y siempre, con un resultado muy decorativo. Mucho más original que el vinilo al ácido, ¿no os parece?
Si te ha gustado, comparte!

Comments

comments

2 Responses to “De vitrina a alacena, con vinilo translúcido”

Leave a Reply