Pop-Art

Cuando nos encargas un retrato pop-art, ten por seguro que te vamos a tratar con mimo y con esmero. Nuestra idea es que tu cuadro te haga feliz, que te lleves lo que estabas buscando. En Living cada cliente es especial, cada cuadro es una obra única.

En primer lugar, hacemos algunas pruebas rápidas para explicarte qué foto puede ser más apropiada y por qué. Como tenemos ya un largo recorrido en este arte, podemos mostrarte alguna idea similar a la tuya, o sugerirte posibilidades que quizá no habías pensado. Hasta el momento hemos realizado más de 800 retratos de este estilo. Sabemos de lo que hablamos.

Mirando tus fotos, te aconsejamos el mejor encuadre, la foto que mejor te va a quedar, posibles defectos a corregir. Un ejemplo, en una ocasión nos encargaron un retrato de un chico que aparecía en la foto sin camisa. Como era para un regalo, pero no tenían posibilidad de conseguir otra imagen. Lo que hicimos fue “ponerle una camisa” en su foto.

En materia de colores, cualquier opción es posible. Podemos trabajar en gamas de colores vivos, los más solicitados, pero también podemos hacer trabajos sobrios y en tonalidades muy suaves. Como en todo, podrás ver muchos ejemplos para elegir.

Una vez has elegido el color o colores y la foto, te enviamos por mail una prueba o pruebas de tu trabajo, para que veas el resultado. Sobre esa prueba puedes hacer modificaciones. El objetivo siempre es que te lleves el cuadro que buscas.

Finalizado este proceso, cuando ya las pruebas están a tu gusto, procedemos a imprimir tu cuadro. Utilizamos siempre tintas de la mejor calidad, el mejor papel o lienzo disponible en el mercado y lo enmarcamos en el estilo que hayas elegido. Recuerda que tus fotos se merecen los mejores materiales, la mejor impresión.

En pocos días, tienes colgado en tu casa el cuadro con el que has soñado.

Realizamos envíos a todo el mundo. Mándanos tu consulta a info@livingwalldressers.com y te contestaremos lo antes posible.

Acerca de mí LivingAdmin


Comments

comments